Publicado el Deja un comentario

Machismo, hembrismo, patriarcado, feminazi, feminismo

“Feminismo” es la noción radical de que las mujeres son seres humanos.

Cheris Chramarae

¡¡Vaya lío tenemos!! Machismo, hembrismo, feminismo, feminazis, patriarcado…..

Por alguna razón, y a pesar de todo, sigue habiendo un desconocimiento general de lo que estos términos significan. Si preguntáramos por la calle, nos sorprenderíamos la cantidad de personas que siguen confundiendo el feminismo con lo contrario al machismo, y no, no es así, nada que ver.

Diferenciemos, de una vez por todas, qué es cada concepto.

Machismo

El machismo es una actitud que puede tener cualquier persona, independientemente de su género, su procedencia, su edad y su estrato social. Quienes son machistas sostienen que el hombre, por naturaleza, es superior a la mujer, y en base a esa creencia justifican un reparto desigual de las tareas, supremacía del hombre en los espacios públicos y privados y una serie de actitudes de desprecio y discriminación hacia las mujeres, incluida la violencia.

Hoy en día, el machismo «no está bien visto» socialmente, en términos generales, y es común escuchar aquello de «yo no soy machista», pero…… seguido de frases y/o actitudes que delatan que en el fondo, seguimos viviendo en una sociedad profundamente machista. Lo único que ha cambiado es que, a veces, no se dice abiertamente, sobre todo en el ámbito público.

El machismo está detrás de la violencia que los hombres ejercen sobre las mujeres, bajo la creencia de que el hombre es superior a ellas y éstas deben hacer, decir y pensar lo que ellos dispongan, pero también detrás de conductas mucho menos visibles, como los chistes, las miradas en la calle, los piropos, la diferencia de sueldo entre ellas y ellos, el reparto de las tareas y la dificultad que encuentran las mujeres para hacer con su vida lo que deseen.

Hembrismo

La palabra «hembrismo», no existe en nuestro idioma ni en nuestro diccionario es un neologísmo, es decir una palabra o expresión nueva, que se puede definir como desprecio a los hombres, aunque en un sentido muy coloquial, y obviando que para decir eso, ya tenemos una palabra que sí existe, que es la misandria: tendencia ideológica o psicológica que consiste en despreciar al varón como sexo y con ello todo lo considerado como masculino. Misandria tampoco es lo contrario al machismo, el antagónico es la misogínia, aversión a las mujeres.

Hembrismo es una palabra creada como contraposición al machismo, aunque en realidad, no es lo contrario. No existe en nuestra sociedad, una actitud compartida que defienda que las mujeres, por naturaleza, son superiores a los hombres.

La palabra hembrismo, en ocasiones, es utilizada para dirigirse a mujeres que rechazan el machismo, pero cómo veremos, poco tiene que ver el pensar que los hombres no son superiores a las mujeres, con el odio hacia ellos.

Patricarcado

El patriarcado es el dominio, o mayor autoridad del varón en una sociedad. Es el telón de fondo, lo que subyace a la desigualdad de hombres y mujeres. Es un grupo de relaciones en la sociedad, instaurado por los varones, pero perpetuado por hombres y mujeres, que oprime a estas últimas y les da un papel inferior a los hombres.

Es la causa, lo que justifica la desigualdad.

Hoy en día, la mayoría de las sociedades son patriarcales, pero no todas. Hay sociedades matriarcales, en las que las mujeres asumen el rol de lideresas y son pilares de sus comunidades, disfrutando de poder, riqueza, prestigio e independencia .

Feminazi

Feminazi es también una palabra de nueva creación, que tampoco existe en nuestro diccionario, utilizada de modo despectivo, para dirigirse al feminismo en general, y a algunas feministas en particular, defendiendo un concepto erróneo de feminismo, como algo contrario al machismo, como si el feminismo defendiera la superioridad de la mujer frente al hombre, o supusiera o fomentara el odio a los hombres.

Feminismo

El feminismo es un conjunto heterogéneo​ de movimientos políticos, culturales, económicos y sociales además de una teoría social y política que tiene como objetivo la búsqueda de la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, ​​​​ y eliminar la dominación y violencia de los varones sobre las mujeres.

Es decir, el feminismo no busca la superioridad de las mujeres, la desigualdad, sino todo lo contrario. No supone el odio al hombre, ni supone que las mujeres se conviertan en lo que el hombre es o ha sido.

Lo contrario al feminismo, no es el machismo, sino la desigualdad.
Lo contrario al machismo, no es el feminismo, sino la igualdad.

En definitiva, muchas palabras, mucha confusión, lo importante es comprender que el feminismo aboga por la igualdad, y que la lucha de las mujeres feministas es una lucha para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres. Sí, pretende acabar con el machismo y el patriarcado, que le van al varón una superioridad frente a la mujer, pero para conseguir la igualdad y no darle la vuelta al machismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *